Café La Lucha | Café La Lucha
6327
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-6327,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Café La Lucha

“Más de noventa años de tradición y calidad, el mejor café”

¿Quiénes somos?

Somos la cafetería y productora de café artesanal más importante del Michoacán desde 1919.

En Café la Lucha nos aseguramos de ofrecer la mayor calidad en producción de café, chocolate de metate, repostería y cafetería. Conservando los procesos artesanales en la elaboración de los productos.

Nuestra Historia

Don Leobardo Maldonado y su hermana doña Pachita Maldonado fundaron antes de los años 20’s una tienda de abarrotes llamada “La Lucha” que desde sus inicios fue un expendio de un buen café. A la muerte de Don Leobardo Maldonado y Doña Pachita, Don Agustín Martínez Cano, un comerciante del antiguo Uruapan se hace cargo del expendio de café y lo mantiene durante muchos años.

Es hasta 1970, a la muerte de Don Agustín, cuando Doña Celia Martínez Maldonado se dedica de lleno a realizar actividades comerciales y empresariales siendo heredera de “La Lucha”. Comenzó a pensar en convertir su pequeño negocio en una empresa, siempre con la idea de que no desapareciera el comercio que su padre y abuelo habían mantenido por cerca de 50 años. Por ello con el impulso de su esposo e hijos se arriesgó y comenzó a comprar café directamente de los agricultores; adquirió equipo, contrató gente e instaló una pequeña infraestructura que le permitió alcanzar una alta calidad y presencia en el mercado, principalmente con el café y el chocolate de metate, manteniendo la tradición de los abuelos respecto a un proceso artesanal y manual para ofrecer un café con el sello propio de “La Lucha”.

A la fecha la lucha cuenta con una matriz y nueve sucursales (Tiendas-Cafeterías) propiciando con ello fuentes de trabajo y un mercado altamente competitivo.

“La Lucha” no solamente es un sitio comercial para la compra de café o chocolate de metate hecho a mano, considerados como los mejores de la región, también cuenta con una importante producción de repostería de alta calidad; además se puede comprar licor de café, longaniza casera, charandas artesanales y dulces regionales.

El café de Uruapan, desde los principios del Siglo XX tiene un reconocimiento más allá de las fronteras por ser una tierra de buen café. Alfonso Reyes, el gran escritor mexicano, lo recupera en algunas de sus citas “Pese a que los años han propiciado otros cultivos en este valle, en Uruapan se sigue disfrutando de este producto con una estupenda calidad”.

En este mundo de competencia y tecnología, donde los grandes capitales son los que dirigen la gran mayoría de las instituciones; Café la Lucha ha tenido la capacidad de decisión y visión para arriesgarse y consolidar su negocio frente a grandes empresas de café soluble o cafés importados y de poder decir que los métodos artesanales siguen teniendo una importante presencia en los mercados regionales.